Pancreatitis y quistes - LaparoscopiaBilbao

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Pancreatitis y quistes

LAPAROSCOPIA > HIGADO - PANCREAS - BAZO

PANCREATITIS AGUDA y PSEUDOQUISTE DE PÁNCREAS
PANCREATITIS CRONICA
TUMORES QUISTICOS DEL PANCREAS





1/ PANCREATITIS AGUDA

Cuando sucede una inflamación del páncreas se produce una pancreatitis aguda.

En un 20 % de los casos el curso de la enfermedad es grave y alcanzando una elevada mortalidad

Causas de la pancreatitis aguda:

Pueden ser varias pero las más importantes son:

- La colelitiasis (piedras en la vesícula), es la principal causa desencadenante de pancreatitis aguda (60% de los casos).El diagnóstico se realiza por ecografía.

- El alcohol (20%) y otras más raras.

Siempre que se produce una pancreatitis aguda se debe realizar una ecografía abdominal para descartar colelitiasis.

El pseudoquiste de páncreas es una complicación tardía de la pancreatitis aguda. Son cavidades con líquido pancreático rodeado de tejido fibroso. Suele aparecer a partir de las 4 semanas después de un brote de pancreatitis aguda grave. Se debe realizar seguimiento para control de su resolución espontánea.


Síntomas

- Dolor abdominal en la parte alta del abdomen. Es el síntoma principal de la pancreatitis aguda.
- Náuseas y vómitos.
- Fiebre y distensión abdominal.


Diagnóstico

- Examen físico

- Analitica:  Aumento de los enzimas que segrega el páncreas (Elevación de amilasa en sangre y orina y elevación de lipasa en sangre)

- Ecografía : Para descartar colelitiasis.

- TAC abdominal: Mostrará la presencia de edema del páncreas y colecciones adyacentes  y necrosis según la gravedad de la pancreatitis aguda.


Tratamiento de la pancreatitis aguda

Requiere hospitalización y en los casos graves incluso ingreso en la UCI

La pancreatitis aguda leve tiene un curso benigno y autolimitado.

Si la causa es la colelitiasis se debe extirpar la vesícula (colecistectomía) puesto que en un 60 a 80 % de los casos recidiva la pancreatitis. El abordaje óptimo es la colecistectomía laparoscópica con colangiografía intraoperatoria para descartar cálculos en el colédoco (conducto principal de la bilis).

En la pancreatitis aguda grave conviene retrasar la colecistectomía unos meses hasta comprobar una resolución completa de la necrosis.

En algunos casos existe un curso muy grave de la enfermedad con infección de la necrosis, debiéndose entonces operar con carácter urgente para extirpar el tejido infectado. Si en el curso de una pancreatitis grave se produce un pseudoquiste de páncreas que no se resuelve, además de la colecistectomía se debe realizar una derivación (abocamiento) del quiste, bien al estómago (quistogastrostomía), bien al intestino delgado (quistoyeyunostomía). Dicha derivación se puede realizar también por laparoscopia.


PANCREATITIS CRÓNICA

Es una inflamación progresiva del páncreas y consiste en una alteración de su estructura.
.
La pancreatitis crónica se caracteriza por episodios de dolor abdominal recurrente (típicamente 2 o 3 cada año) intercalados con períodos de normalidad.

Con el transcurso del tiempo estos episodios de dolor son cada vez más seguidos llegando, a veces, a convertirse en un dolor continuo de intensidad moderada en la parte alta del abdomen.

Conforme la enfermedad progresa se ven afectadas las funciones del páncreas pudiéndose desarrollar una diabetes y una mala absorción de los alimentos.

Causas de la pancreatitis crónica

La principal causa de pancreatitis crónica es la ingesta crónica de alcohol, aunque también puede darse en otras causas de pancreatitis (nutricionales, genéticas, etc). Una vez instaurada es irreversible aunque si se deja la bebida pueden mejorar los síntomas e incluso desaparecer el dolor. Los pacientes con pancreatitis crónica tienen una probabilidad 30 veces mayor que la población normal de desarrollar un cáncer de páncreas.


Síntomas de la pancreatitis crónica

- El síntoma principal es el dolor abdominal intenso en la parte alta del abdomen.
El tejido pancreático afectado tiene una textura dura y fibrosa y puede adoptar una morfología de aspecto tumoral.

- Puede afectar a órganos vecinos como el colédoco (conducto de la bilis) o el duodeno causando obstrucción de éstos por compresión y provocando entonces ictericia (color amarillo de la piel por retención de bilirrubina en la sangre por cierre del colédoco) y/o vómitos (cierre del duodeno).

- Deterioro de la función hepática

- Trastornos digestivos

- Aumento del nivel de azúcar en sangre

- Pérdida de peso y diarrea.



Diagnóstico

- Rx abdomen: Calcificaciones en el área pancreática

- Ecografía abdominal: Presencia de colelitiasis, pseudoquistes, dilatación de la vía biliar y del conducto pancreático (wirsung)

- TAC

- Colangioresonanciamagnética

- Endoscopia

- Ecoendoscopia

- Pruebas de función pancreática



Tratamiento de la pancreatitis crónica

El tratamiento de la pancreatitis crónica es el tratamiento de sus síntomas y está encaminado  a proporcionar mejor calidad de vida y paliar posibles complicaciones.

Lo primordial es abandonar completamente la bebida (la mayoría de los casos son por alcohol).

Si aparece ictericia se debe realizar una derivación del colédoco (hepaticoyeyunostomía) y si aparecen vómitos del estómago (gastroenterosanastomosis).

Suplir mediante tratamiento oral la pérdidad de función pancreática, proporcionando enzimas o tratando la diabetes en el caso de que aparezca.



TUMORES QUÍSTICOS DEL PÁNCREAS


Los tumores quísticos del páncreas son raros y representan menos del 1% de todos los tumores de páncreas.

Son un grupo de tumores con diferente agresividad según su estirpe.

Es importante diferenciarlos de los pseudoquistes de páncreas que aparecen después de un episodio de pancreatitis aguda y que son lesiones benignas no tumorales, y de los quistes simples de páncreas que son lesiones benignas quísticas que no deben operarse a no ser que sean gigantes y compriman otros órganos.


El diagnóstico de estos tumores se realiza mediante TAC abdominal siendo muy difícil en ocasiones diferenciar un tipo de otro.



Tipos de tumores quísticos del páncreas


Estos tumores quísticos del páncreas son:

- Cistoadenoma mucinoso: es difícil diferenciarlo, en ocasiones, mediante TAC del cistoadenoma seroso. El líquido del quiste es de aspecto mucoide. Se trata de una lesión premaligna que puede degenerar en un cistoadenocarcinoma por lo que deben extirparse quirúrgicamente todos.

- Cistoadenocarcinoma mucinoso: es un auténtico cáncer de páncreas. El líquido de los quistes es de aspecto mucoide y presenta elevación de los marcadores tumorales.

- Otros: existen otros tipos muy raros como el tumor sólido-quístico papilar o la ectasia ductal mucinosa.



Tratamiento de los tumores quísticos del páncreas

En el tratamiento de los tumores quísticos del páncreas la norma suele ser la extirpación quirúrgica. Puede realizarse extirpando sólo el tumor (enucleación) o bien extirpándolo junto a una parte del páncreas.

La elección de una u otra técnica depende del tamaño del tumor, de su localización en el páncreas, de su situación más o menos profunda dentro del páncreas y de la sospecha de malignidad que se tenga.

Se deben operar:

- Todos los cistoadenomas mucinosos por su riesgo de malignización.
- Todos los cistoadenocarcinomas mucinosos a pesar que tengan metástasis hepáticas o implantes peritoneales puesto que son de crecimiento lento y sí se ve modificada la supervivencia del paciente.
- Los cistoadenomas serosos que crezcan en poco tiempo o que presenten dudas diagnósticas con respecto a otras lesiones.

Tanto las enucleaciones como las resecciones pancreáticas pueden realizarse, en un gran número de estos pacientes, por laparoscopia.


 
13/11/2016
Regreso al contenido | Regreso al menu principal