Coledocolitiasis - LaparoscopiaBilbao

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Coledocolitiasis

LAPAROSCOPIA > VESICULA Y VIA BILIAR

COLEDOCOLITIASIS:

La coledocolitiasis es la presencia de piedras o cálculos (litiasis) dentro de la vía biliar, el pequeño conducto que lleva la bilis desde el hígado al duodeno.

Se produce por el paso de cálculos desde la vesícula al colédoco

Es una complicación relativamente frecuente de la colelitiasis (cálculos en la vesícula biliar) pues ocurre en un 10% de los casos.


SINTOMATOLOGIA


Los síntomas principales de la presencia de piedras en el colédoco son:

- Generalmente se manifiesta con ictericia (color amarillo de piel y ojos), con o sin dolor.
- Dolor abdominal
- Pueden estar acompañados de vómitos, indigestión y fiebre.
- Puede ser asintomática y presentar únicamente alteración en la analítica hepática.

Si la ictericia, causada por el aumento de bilirrubina en la sangre, persiste o es muy alta, se trata de una grave complicación , sobre todo si asocia sobreinfección y la consiguiente colangitis (infección de la bilis), que puede causar el fracaso de muchos órganos e incluso la muerte del paciente.



DIAGNOSTICO

- Analitica: Elevación de la bilirrubina y de las enzimas hepáticas
- Ecografía abdominal es la prueba de elección para llegar al diagnóstico de la colelitiasis; pero también puede informarnos de la presencia de cálculos en el colédoco o de la dilatación de la vía biliar. En estos casos se puede realizar las siguientes exploraciones:

- ColangioTC
- Colangioresonancia
- Colangiografía retrógrada endoscópica (CPRE)
- Colangiografía intraoperatoria: Es posible detectar la presencia de cálculos en el coledoco, que no habían dado síntomas ni trastornos analíticos ni se habían diagnosticado en la ecografía preoperatoria,  si se practica una colangiografía intraoperatoria en el acto quirúrgico de la colecistectomía

La colangiografía retrógrada endoscópica puede ser diagnóstica y terapeútica, que consiste en realizar una fibroendoscopia con sedación y rellenar la via biliar con contraste radiológico y en el caso de que se demuestre la presencia de calculos en la vía biliar se realiza una esfinterotomía endoscópica extrayendo los cálculos. Si esta técnica falla o no se puede realizar como en el caso de tener el paciente una gastrectomía previa, habrá que plantear la cirugía, que podemos realizar por laparoscopia.




TRATAMIENTO  DE LA COLEDOCOLITIASIS

1/ TRATAMIENTO ENDOSCÓPICO:

* Como primera medida está indicada la colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE) y esfinterotomía, que confirmará el diagnóstico y puede ser tambien terapéutica si después de realizar la esfinterotomía se extraen los cáculos.

Está técnica tiene también complicaciones según la experiencia del endoscopista.

2/ CIRUGIA

* La vía laparoscópica puede tener una indicación absoluta en determinadas circunstancias:

-  La imposibilidad técnica de realizar la colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE) o la no disponibilidad de la misma en su centro hospitalario.
- Diagnostico intraoperatorio de la coledocolitiasis en el transcurso de una colecistectomía laparoscópica mediante una colangiogragía intraoperatoria.

En determinadas situaciones la laparoscopia puede ser la primera indicación, dependiendo de la experiencia del equipo quirúrgico.

La cirugía laparoscópica de la coledocolitiasis se practica con las mismas 4 pequeñas incisiones de la colecistectomía laparoscópica.

Una gran proporción de los cálculos de colédoco pueden extraerse por vía laparoscópica, sin tener que recurrir a la cirugía abierta, si se cuenta con la experiencia y el equipo necesario.

La indicación dependerá de muchos factores:

-  El momento del proceso patológico en el que se hace el diagnóstico de coledocolitiasis
- tamaño y número de los cálculos en colédoco
- presencia de colangitis
- equipo disponible para realizar la extracción por vía laparoscópica
- experiencia y disponibilidad del cirujano.


Cuando los cálculos son de pequeño o mediano calibre, la exploración del colédoco y extracción de cálculos por vía laparoscópica puede realizarse con éxito a través del cístico y dichos cálculos también se pueden empujar hacia el duodeno.

Cuando los cálculos son de mayor tamaño o no se logran extraer por medio de la exploración transcística, se debe practicar la exploración directa de colédoco por vía laparoscópica. La coledocotomía (apertura de la vía biliar) y su posterior resolución, sin embargo, deben practicarse sólo por cirujanos laparoscópicos experimentados. Las alternativas, una vez extraídos los cálculos serán el cierre directo, la colocación de un drenaje tubo en T o la coledocoduodenostomía (Unión del colédoco con el duodeno).

* Estas mismas técnicas también se realizan en cirugía abierta, si no es posible la vía laparoscópica.




 
 
13/11/2016
Regreso al contenido | Regreso al menu principal