Abdomen agudo ginecológico - LaparoscopiaBilbao

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Abdomen agudo ginecológico

LAPAROSCOPIA > CIRUGIA URGENTE - ABDOMEN AGUDO



PATOLOGÍA GINECOLÓGICA DE URGENCIAS

Uno de los problemas que más frecuentemente se le plantean al cirujano es la valoración de un dolor abdominal en una paciente mujer en edad fértil.

Muy a menudo se presentan en los servicios de urgencias mujeres entre 15 y 30 años con dolor localizado en la parte inferior del abdomen. En estos casos es difícil para el médico, en ocasiones, diferenciar entre un problema abdominal como una apendicitis aguda y un problema ginecológico como una rotura de un quiste de ovario.

La laparoscopia es especialmente útil en casos de enfermedades ginecológicas que requieran cirugía de urgencias y en casos de dudas diagnósticas entre apendicitis y problema ginecológico puesto que en ambos casos se puede resolver el problema por laparoscopia.

En la valoración de una enfermedad ginecológica es de especial utilidad la ecografía transvaginal para llegar a un diagnóstico, pero en ocasiones ni dicha prueba resulta definitiva siendo entonces útil la exploración de la cavidad abdominal y la pelvis por laparoscopia, puesto que supone un mínimo traumatismo al practicar pequeños orificios de 5 mm.

Las enfermedades ginecológicas pueden requerir un tratamiento quirúrgico urgente que puede realizarse por laparoscopia.

Entre estas destacan:


Quiste de ovario complicado:

Es la causa más frecuente de dolor abdominal de origen ginecológico.

Suelen ser quistes foliculares que se rompen al llegar a mitad de ciclo menstrual. Generalmente dan un dolor agudo que se confunde fácilmente con una apendicitis aguda. El tratamiento es la observación.

El quiste roto puede provocar una hemorragia grave en algunas ocasiones. Si esto sucede el tratamiento es la coagulación del quiste que sangra, lo cual puede realizarse por laparoscopia sin tener que abrir al paciente.

Otra complicación de los quistes de ovario es la torsión. Esto sucede en quistes de gran tamaño y el tratamiento más óptimo consiste en la extirpación del quiste por laparoscopia.


Enfermedad pélvica inflamatoria (EPI):

El diagnóstico de EPI se realiza por descarte de otros como el de apendicitis aguda.  Consiste en una infección de la trompa uterina.

Generalmente, hay una rápida y buena respuesta al tratamiento antibiótico, pero en ocasiones es necesario operar puesto que se producen auténticas peritonitis pélvicas por rotura de la trompa y salida del pus que contiene a la cavidad abdominal.

Esta intervención se realiza fácilmente por laparoscopia lavando todo el material purulento y extirpando la trompa afecta.

Embarazo extrauterino (ectópico):

Un embarazo ectópico significa que el óvulo fecundado (o huevo) se ha implantado en un sitio distinto del útero, generalmente en una trompa. Al crecer el huevo implantado se produce una rotura de la trompa que no puede albergarlo.

Es una urgencia vital puesto que se produce una hemorragia que puede ocasionar la muerte de la madre.

El tratamiento consiste en extirpar la trompa uterina rota y el huevo inviable que contiene. Esta intervención se realiza en la mayoría de los casos por laparoscopia.


Miomas uterinos complicados:

En ocasiones, los miomas uterinos sufren procesos de necrosis (el mioma se trombosa) provocando dolor abdominal intenso y fiebre. Suele suceder en miomas de gran tamaño y el tratamiento que generalmente suele realizarse es una histerectomía (extirpación del útero) que puede realizarse por laparoscopia sin ningún problema.


Endometrioma complicado:

La principal localización de la endometriosis es la ovárica.
Un endometrioma se complica cuando se torsiona o produce una hemorragia. En estos casos se debe realizar una intervención quirúrgica consistente en la fulguración del endometrioma complicado, posteriormente se realizará el tratamiento definitivo de la enfermedad.

Esta urgencia ginecológica puede tratarse sin ningún problema por laparoscopia.


 
 
13/11/2016
Regreso al contenido | Regreso al menu principal