Colelitiasis - LaparoscopiaBilbao

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Colelitiasis

LAPAROSCOPIA > VESICULA Y VIA BILIAR

VESICULA BILIAR Y LA COLELITIASIS

La vesícula biliar es un órgano, una bolsita, en forma de pera situada debajo del lado derecho del hígado.

Su función principal es la colección y concentración de un líquido digestivo (bilis) producido por el hígado.

La bilis es liberada por la vesícula después de comer, ayudando a la digestión. Así durante y después de una comida, la vesícula se contrae para expulsar la bilis por su conducto de salida(cístico) pasando al conducto principal (colédoco) y de allí al intestino delgado (duodeno).

Colelitiasis es la presencia de cálculos (piedras) en la vesícula biliar, y que se forman por la precipitación de cristales de colesterol de la bilis, por una alteración de los componentes de ésta (sales biliares, colesterol, pigmentos biliares)

El 75% de los cálculos son de colesterol, y pueden ser tan pequeños como granos de arena y crecer hasta varios centímetros.



Cuando dichos cálculos producen síntomas se debe quitar la vesícula biliar con las piedras en su interior.

La extracción de la vesícula biliar no es asociada a ningún daño de la digestión.

Es una enfermedad muy frecuente (aparecen en un 10% de la población general)
y afecta a ambos sexos, aumenta sobre los 40 años, pero es más frecuente en las mujeres especialmente si han tenido hijos, y que tienen sobrepeso.

La colelitiasis puede afectar a una 5ª parte de la población mayor de 40 años.



CIRUGÍA DE LA VESÍCULA Y LA VÍA BILIAR POR LAPAROSCOPIA



La colecistectomía laparoscópica constituye el tratamiento de elección de la colelitiasis sintomática y es la operación laparoscópica más frecuente.

La colecistectomía laparoscópica es un procedimiento seguro y eficaz, de poca complejidad técnica y con una baja conversión a laparotomía (abrir el abdomen) en manos experimentadas



El objetivo de la cirugía laparoscópica de la vesícula biliar es garantizar la extracción de la vesícula y sus piedras con mínimo dolor, con una recuperación más temprana y mejores resultados estéticos.

Hasta no hace muchos años la colecistectomía (extirpación de la vesícula biliar) se realizaba con cirugía abierta, es decir mediante una gran incisión de más de 10 cm.

Actualmente, podemos realizar la cirugía de la vesícula biliar por laparoscopia, sin abrir el abdomen. El nombre médico de este procedimiento es Colecistectomía Laparoscópica.

También podemos mediante la vía laparoscópica explorar la vía biliar y extraer piedras de su interior practicando una apertura en la misma (coledocotomía) o derivar una porción de la vía biliar al duodeno (colédocoduodenostomía) o el intestino (hepáticoyeyunostomía).





SINTOMAS DE LA COLELITIASIS

El 50% de los pacientes que presentan colelitiasis tendrá síntomas o complicaciones derivados de éstas.

Los pacientes con colelitiasis pueden ser totalmente asintomáticos (sin molestias), o pueden presentar síntomas como:

- dispepsia (malestar abdominal con eructos, distensión abdominal) después de comer, especialmente comidas grasas.

- El cólico biliar o hepático: es el principal síntoma de la colelitiasis, se presenta cuando un cálculo obstruye el conducto de salida de la bilis en la vesícula, y se manifiesta como dolor agudo en la parte superior derecha del abdomen, que generalmente se irradia a la espalda y desencadenado frecuentemente por la ingesta y suele durar de 30 a 60 minutos
. Por la acción de los antiespasmódicos, se relaja la vesícula, cede la obstrucción y desaparece el cólico.


COMPLICACIONES DE LA COLELITIASIS

- Colecistitis aguda:  

Es una inflamación aguda de la vesícula producida en el 95% de los casos por un cálculo impactado en el cuello de la vesícula. Esto lleva a que la vesícula se distienda e inflame y que se infecte la bilis, produciendo dolor abdominal, fiebre y vesícula palpable en un tercio de los pacientes.

En casos más graves se puede producir gangrena, perforación y peritonitis.

Constituye una urgencia quirúrgica frecuente.

- Pancreatitis aguda:

Inflamación del páncreas causada por una obstrucción transitoria por una litiasis (cálculos) de la desembocadura del colédoco en el duodeno.

Un 20% de las pancreatitis son de carácter grave.


- Coledocolitiasis:

Ocurre en un 10% de los casos.

Se produce por el paso de cálculos desde la vesícula al coledoco y generalmente se manifiesta con ictericia (color amarillo de piel y ojos), con o sin dolor.

Si la ictericia, causado por el aumento de bilirrubina en la sangre, persiste o es muy alta, se trata de una grave complicación que puede causar el fracaso de muchos órganos e incluso la muerte del paciente.

La coledocolitiasis la exponemos en otra sección


- Cáncer de vesícula:

La presencia de cálculos por mucho tiempo dentro de la vesícula se puede asociar a la aparición de un cáncer.

Existe una clara relación entre la colelitiasis y el cáncer de vesícula.

La "vesícula en porcelana" (calcificación de las paredes de la vesícula) derivará en un 20% de los casos en un cáncer de vesícula.



DIAGNOSTICO DE LA COLELITIASIS

- Ecografía abdominal

Es la prueba de elección para llegar al diagnóstico de la colelitiasis.

Es muy sensible y específico para diagnosticar cálculos vesiculares, no es invasiva y sólo requiere que el pacientes esté en ayunas por algunas horas.

Proporciona además información del grosor de la vesícula, el calibre de las vías biliares, características del parénquima hepático, permite además examinar otros órganos de la cavidad abdominal ( páncreas, riñones, bazo etc.).


-  TAC (scanner) y  Resonancia Magnética Nuclear (RMN)

No tienen ventajas sobre la ecografía abdominal para explorar la vesícula biliar, pero pueden ser de ayuda para estudio de ictericias y coledocolitiasis.

- Exámenes de laboratorio

La presencia de enzimas hepáticas elevadas puede significar la existencia de coledocolitiasis.


TRATAMIENTO

La colelitiasis sin síntomas no debe tratarse excepto que se acompañe de una "vesícula en porcelana".

Deben operarse cuando aparezcan síntomas, antes de que aparezcan las complicaciones.

El tratamiento es la colecistectomía laparoscópica, que consiste
en practicar la extracción de la vesícula con sus piedras en el interior, sin abrir el abdomen, accediendo al mismo a través de cuatro pequeños orificios (tres de 5 mm y uno de 10 mm) por donde se introducen una cámara y el instrumental de disección, corte y sutura necesarios.

La vesícula será extraída por una de las incisiones (generalmente por la situada en el ombligo)
.




COLECISTECTOMIA LAPAROSCOPICA

Es un procedimiento quirúrgico:

-  de “invasión mínima”
-  tiene una recuperación muy rápida
-  un postoperatorio muy confortable
-  con mínimo dolor
-  una corta hospitalización, de 1-2 días
-  y un rápido reintegro laboral.

La presencia de otras intervenciones abdominales previas, coledocolitiasis y/o colecistitis aguda no son una contraindicación para realizar la colecistectomía por laparoscopia.

No obstante, el cirujano debe tener suficiente experiencia para realizar esta intervención, para que el indice de conversión (tener que abrir el abdomen) o la aparición de complicaciones intra y/o postoperatorias sean mínimas.

Excepcionalmente se realiza la colecistectomía abierta, es decir extirpar la vesícula abriendo el abdomen con una incisión de unos 10 - 15 cm.

En la actualidad se está empezando a pacticar la colecistectomía por vía endoscópica a través de orificios naturales (NOTES) generalmente por vía vaginal.


VENTAJAS DE LA CIRUGÍA LAPAROSCÓPICA DE LA COLELITIASIS

Al hacerse heridas mínimas, sin seccionar ningún músculo ni aponeurosis, el dolor es menor. En consecuencia, la movilización es mayor, mejorando el estado general y de ánimo del paciente, evitando trombosis y embolias; la dinámica respiratoria es mejor, evitando neumonías y complicaciones respiratorias, etc. Todo ello hace que la recuperación sea más rápida.

Al ser las incisiones tan pequeñas, la posibilidad de infección casi no existe y las eventraciones, o lo que es lo mismo, las hernias en la herida operatoria, desaparecen en la cirugía laparoscópica.

El trato delicado del intestino, mediante pequeñas pinzas, sin sujetarlo con la mano, hace que recupere su movilidad antes, por lo que la ingesta es más precoz y los alimentos se toleran mejor.


En resumen:

MENOS DOLOR.
MENOS COMPLICACIONES TROMBOEMBÓLICAS.
MENOS COMPLICACIOMES PULMONARES.
MENOS INFECCIONES DE HERIDA.
MENOS EVENTRACIONES.
MENOS CICATRICES. MEJOR RESULTADO ESTÉTICO.
MENOS ADHERENCIAS.
MEJOR TOLERANCIA DE ALIMENTOS.
MEJOR RECUPERACIÓN.



 

El paciente usualmente experimenta una recuperación más rápida que los pacientes operados con la cirugía tradicional de vesícula. La mayoría de los pacientes regresan a su hogar en un día y disfrutan un rápido retorno a las actividades normales.

                          Ver más información


PROCESO DE UNA COLECISTECTOMIA LAPAROSCOPICA

- Las pruebas preoperatorias se realizan antes del ingreso.
- Debe suspender la medicación antiagregante o anticoagulante según indicación de su cirujano.
- Ingreso el mismo día de la intervención.
- El tiempo promedio de la intervención es de 1 hora, pudiendo ser más prolongada en los casos complejos
- Seis horas después de la intervención se iniciará la ingesta y si la tolerancia es buena se dará el alta a las 24 o 48 horas.
- Al recibir el alta hospitalaria incorporará una dieta progresiva.
- Se retirarán los puntos de sutura a los 7 días de la intervención.
- Reincorporación laboral precoz (aproximadamente 7 días dependiendo de su actividad laboral).  En la colecistectomía abierta, en cambio, no pueden volver a sus actividades normales hasta pasadas cuatro a seis semanas.
- El paciente podrá hacer una vida y una dieta absolutamente normal después de la colecistectomía, sin ningún tipo de restricción.

COMPLICACIONES DE LA COLECISTECTOMIA LAPAROSCOPICA

Los riesgos de la colecistectomía laparoscópica son menores que los riesgos de dejar la colelitiasis sintomática sin tratamiento.

Las complicaciones de la Colecistectomía Laparoscópica son infrecuentes, pero pueden incluir:

- sangrado
-  infección de la incision umbilical
-  neumonía
-  y lesiones en la vía biliar, las cuales deben ser de muy baja incidencia y siempre en relación con la experiencia del cirujano.



Ver VIDEOS

 
13/11/2016
Regreso al contenido | Regreso al menu principal