Colecistitis aguda - LaparoscopiaBilbao

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Colecistitis aguda

LAPAROSCOPIA > CIRUGIA URGENTE - ABDOMEN AGUDO

COLECISTITIS AGUDA

La colecistitis aguda es una enfermedad que, habitualmente, requiere un tratamiento quirúrgico de urgencias.

Es una de las causas más frecuentes de abdomen agudo y consiste en una inflamación de la vesícula biliar.

Es más frecuente en pacientes del sexo femenino, obesos y mayores de 50 años. Generalmente, la colecistitis aguda se da en pacientes que tienen litiasis biliares (piedras en la vesícula).

Los pacientes diabéticos y aquellos graves ingresados en unidades de cuidados intensivos por cualquier otro motivo tienen un mayor riesgo de padecer colecistitis aguda (en ambos casos, no suele haber litiasis en la vesícula biliar) por alteraciones en el riego sanguíneo de la vesícula biliar.

La colecistitis aguda litiásica se produce por una impactación de algún cálculo en el conducto de salida de la vesícula biliar de modo que ésta se distiende y presenta una inflamación de sus paredes.

Inicialmente esta inflamación es química, pero con el paso de las horas se infecta la bilis retenida en la vesícula y se produce una colecistitis infecciosa.

Los síntomas típicos de la colecistitis aguda son un dolor intenso, continuo, que aumenta con la respiración y que se localiza en el cuadrante superior derecho del abdomen. Generalmente se acompaña de fiebre superior a 38ºC, nauseas y vómitos.

La ecografía abdominal es la prueba más fiable para realizar un diagnóstico definitivo.


El tratamiento de la colecistitis aguda es la extirpación quirúrgica de la vesícula biliar.

Se aconseja operar en cuanto se diagnostica el cuadro clínico puesto que, en caso de solucionarse momentáneamente con tratamiento antibiótico, la reaparición de los síntomas y de la enfermedad es la norma. Debe realizarse en las primeras 48-72 horas desde el comienzo de los síntomas. En caso contrario es preferible esperar para cirugía programada (colecistectomía laparoscópica electiva) 4 semanas.

La colecistectomía (extirpación de la vesícula) es el tratamiento definitivo y, hoy día, se aconseja realizarlo por laparoscopia puesto que permite extirpar la vesícula sin tener que abrir al paciente.

En la colecistitis aguda existe una intensa inflamación y edema de la vesícula con adherencias de las estructuras adyacentes. Esto hace que la disección e identificación de las estructuras, fundamentalmente la vía biliar (colédoco), sea bastante dificil y resulte lesionada durante la intervención, lo que es una grave complicación. Así mismo, la posibilidad de conversión a cirugía abierta (colecistectomía abierta) es muy elevada si el cirujano tiene escasa experiencia.

En la colecistitis aguda es fundamental recurrir a un cirujano con experiencia para minimizar la posibilidad de conversión a cirugía abierta y la lesión de la vía biliar.


Más información en la página sobre COLELITIASIS


 
 
13/11/2016
Regreso al contenido | Regreso al menu principal